Alimentos del paraiso

000451 150x111 Alimentos del paraiso

Uno de los tesoros de Asturias lo constituye la fantástica oferta gastronómica de la región

Como es obvio, los platos más relevantes de cada región están asociados a las materias primas que producen. La altísima calidad y variedad de productos de la montaña, la huerta y el mar se traduce en un recetario lleno de carácter y calidad que los chefs de la región están llevando hacia un lugar distinguido dentro de la inigualable gastronomía española.

La Huerta

Las fértiles tierras asturianas han sido siempre la mejor base para una rica huerta: patatas, tomates, lechugas, pimientos, berzas, repollos, alcachofas… Mención aparte merecen los arbeyos (guisantes), los fréjoles (judias verdes) y por supuesto la reina de nuestras legumbres, la faba (judias blancas), que eleva a los altares nuestro plato más universal: la fabada.

Las carnes

Estas verdes tierras también suponen el sustento de una gran cabaña ganadera. Desde siempre los ganados bovino, ovino y porcino han tenido gran importancia en la gastronomía astur.

El cordero es ingrediente básico de conocidos manjares como el cordero a la estaca, la caldereta de cordero y el lechazo al horno.

El vacuno presenta mediante la Indicación Geográfica Protegida Ternera Asturiana un gran aval de calidad.

La carne de gochu (cerdo) ha sido una de las más consumidas desde siempre en Asturias, siendo fuente de los extraordinarios embutidos obtenidos tras la matanza, de ahí la reconocida calidad de los compangos (chorizo, morcilla, …) asturianos.

Pescados y mariscos

00828 300x408 Alimentos del paraisoEl bravo Mar Cantábrico proporciona una materia prima de la mejor calidad para una cocina marinera en la que Asturias lleva fama merecida por sus pescados y mariscos.

Entre nuestros pescados destacan el besugo, la merluza, la chopa, el bonito, ingredientes de la magnífica caldereta costera.

Los mariscos que ofrece Asturias son variados y sabrosísimos. En la mayoría de los casos se cocina en estado natural, cociéndose en agua de mar, como manda la esencia culinaria de un plato que apenas necesita condimentos. Los percebes, la langosta, el centollo, el bogavante, la ñocla, el bugre o buey de mar, la andarica o nécora, los humildes bígaros, las llámpares o lapas, los oricios o erizos de mar acostumbran a saborearse en los chigres de toda la costa asturiana, acompañados fundamentalmente por sidra.

Los Quesos

quesos 300x406 Alimentos del paraisoEl aporte de leches de vaca, cabra y oveja proporcionan la base de la extensa oferta de quesos asturianos. Con una veintena de denominaciones oficiales, y otras veinte no oficiales, Asturias constituye la mancha quesera de más variedad de Europa con una calidad indiscutible y demostrada en variedades como Cabrales, Gamonedo, La Peral, Los Beyos, Los Oscos, Afuega ‘l Pitu, Urbiés, Vidiago, Casín, … una extensa lista que abarca quesos curados, fuertes, cremosos, azules.

El viajero no puede abandonar Asturias sin probar una sabrosa tabla de quesos asturianos.


La Sidra

00416 300x427 Alimentos del paraisoEsta bebida más que cultura es una religión para los asturianos. Religión que tiene en su ritual de degustación un atractivo innegable para el visitante.

La sidra se consume por botellas, siempre de cristal verde oscuro. El escanciado es la forma correcta de servir la sidra, dejando caer el líquido desde la botella hasta el vaso, grande y fino, estando ambos los más separados posible, la botella en el brazo en alto y el vaso en la mano abajo. Esta forma de servir hace que al golpear el liquido con fuerza contra las paredes del vaso se oxigene y a la vez libere el gas carbónico característico de esta bebida aunando sabor y textura. Se sirve en pequeñas cantidades, culin, que se beben de un trago rápidamente para evitar la perdida del gas.

La sidra juega también un papel importante en la cocina utilizándose como condimento en platos como la merluza a la sidra, el mero a la sidra, el pollo a la sidra o la tarta de sidra.

00045